CIUTADANS PER UNA CULTURA DEMOCRÀTICA I PARTICIPATIVA

18 Julio, 2002

Ciutadans se crea a partir de la plataforma de EX – AMICS del IVAM, con la intención de ampliar su campo de actuación.
Esta Asociación se constituye como un grupo de intervención, destinado al cuestionamiento de los órdenes culturales dominantes, que busca articular un diálogo para la redefinición de los modos de operar institucionales, desde la conciencia de que el conflicto entre cultura institucional y democracia participativa se esta agudizando en los últimos años en virtud de las actuaciones llevadas a cabo desde el gobierno valenciano.
Sabemos que el desarrollo de la cultura no puede depender de las leyes de mercado y que el recurso al patrocinio privado es un peligroso mediatizador de los contenidos culturales. Por eso la intervención del estado en la financiación de la cultura debiera ser el mejor garante de la libertad frente a la interferencia de los poderes económicos. La dificultad estriba en mantener la financiación estatal de la cultura al margen de intereses los políticos, sujetos siempre a la lógica de la urgente rentabilidad
Perseguimos la apertura de un debate sobre la creciente instrumentalización partidista de la cultura, que esta produciendo la progresiva reducción de esta a un espectáculo reproductor de las representaciones ideológicas del poder. Se busca articular una voz pública, fomentar la participación y el activismo cultural en favor del pluralismo y el enriquecimiento de la cultura y el pensamiento.
Creemos que el desarrollo libre de la cultura, independiente del mercado y de la política que lo subvenciona y aspira a reutilizarlo, solo será posible mediante un férreo control social. Por desgracia los usos democráticos que lo posibilitan parecen ciertamente adormecidos. Esperamos despertar la conciencia política de que los actos que se generan con dinero público, hay justificarlos con precisión; en qué, como, y por que se gasta ese dinero, y ateniéndose, siempre, a las precisas y graves necesidades culturales de nuestra comunidad.
El problema parece venir tanto, de la falta mas absoluta de un concepto serio y dialéctico de la cultura, como de una creencia firme en la utilidad de esta mas allá del mero instrumento propagandístico.
Nuestro campo de actuación se sitúa en el espacio dibujado entre la cultura el arte la política y la vida cotidiana.
Queremos establecer un diálogo con diversos movimientos sociales y nos sentimos implicados en conflictos de urbanismo, educación pública, política museística, etc.
La asociación persigue entre otros objetivos establecer una vigilancia sobre las actuaciones que impliquen al patrimonio histórico y en este sentido le recuerda a los órganos de gobierno pertinentes, su obligación legal de colaborar con la asociación

Compartir:
  • Print
  • email
  • PDF
  • RSS
  • Add to favorites
  • Twitter
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • FriendFeed
  • Bitacoras.com
  • MySpace
  • Tumblr

Un comentario en este artículo.

  1. npb el día Septiembre 24, 2008 a las 1:29 am

    Durante la rueda de prensa de presentación de la asoc. Ciutadans per una Cultura Democràtica i Participativa, contamos con la presencia de dos ilustres miembros de la Consellería de Cultura: D. José Mª Gironés, jefe del servicio de Museos y D. Juan Carlos LLedó, jefe del área de Museos y BBAA. Tras aclarar ambos que venían a torpedear nuestra rueda de prensa a título particular, aprovecharon la ocasión para anunciar que van a posponer el inicio de las obras de desmontaje del Centre del Carme -que ya estaban adjudicadas y a punto de iniciarse- hasta que se pronuncie el Consell Valencià de Cultura.

    Aunque no hay duda de que esta pírrica concesión de la Administración es en sí misma un éxito sin precedentes, no debemos dejarnos llevar por la euforia pues conviene tener en cuenta que lo que nos han ofrecido puede tratarse de un auténtico caramelo envenenado: si el Consell Valencià de Cultura, que cuenta ahora con mayoría absoluta de miembros ultraconservadores (y alguno de ellos tan sólo ultra como Vizcaino Casas), emitiera su informe en pleno mes de agosto, es seguro que la Conselleria intentará aprovechar la tradicional diáspora estival para iniciar las obras de desmontaje sin apenas oposición ciudadana.

    Resulta pues imprescindible mantener la máxima atención ciudadana durante todo el periodo vacacional y reclamar que la Academia de Bellas Artes se pronuncie cuanto antes sobre el tema puesto que lo que ésta en juego es la destrucción de una obra que forma parte ya no sólo de nuestro patrimonio cultural colectivo sino, también, de la memoria histórica de la propia Academia que fue quien encargó la reforma del Convento para reconvertirlo en el singular espacio museístico que conocemos.

Publica un comentario:

Tu nombre:  
Email:   
Página Web: 
Comentario: